Política y Reputación Online

Home / Reputación en Línea / Política y Reputación Online

El creciente uso de las redes sociales, ha provocado un nivel de exposición que nunca hubiéramos imaginado. No sólo los negocios o grandes empresas se enfrentan a este tipo de situaciones sino que prácticamente cualquier persona puede ser objetivo del trending de la semana. Esta situación puede ser positiva o negativa dependiendo de lo que se esté hablando en las redes y puede afectar considerablemente nuestra imagen para bien o para mal.

Esta situación afecta particularmente a la clase política que, bien sabemos, son un grupo frecuentemente atacado por las opiniones públicas. Con frecuencia los políticos son exhibidos en las redes cuando cometen algún error (por mínimo que sea) o cuando tienen la mala idea de mostrar sus gustos, placeres o caprichos en las redes. Un caso muy sonado (de entre tantos más) fue el de la hija de Romero Deschamps quien viajó en un jet privado junto con su perro y subió fotos del viaje a su cuenta de Facebook. Este caso se viralizó y generó una pésima imagen del servidor público.

Contrata a una empresa de reputación online

Sin duda alguna, esto se hubiera podido suavizar si alguna empresa de reputación online los hubiera asesorado correctamente. Sin importar el tamaño de la persona o institución que tenga un carácter público, es necesario mantener monitoreadas las redes sociales así como los motores de búsqueda para poder prevenir cualquier tipo de crisis. Incluso, aunque no hubiera ningún tipo de crisis, es una buena práctica para saber que es lo que opina la gente de nosotros.

Así mismo es importante contar con una verdadera estrategia digital. Una campaña de reputación en línea o reputación online, debe basarse en una estrategia bien pensada y que abarque todos los ángulos del problema o situación. No solamente se trata de responder a alguna agresión o comentario sino de saber como hacerlo, cual es el momento perfecto para hacerlo y cuanto tiempo debemos mantener la línea de comunicación. Con ello, podremos controlar mejor una situación que, a pesar de dejarnos un momento amargo, puede mejorarse e incluso volcar la atención de los usuarios a otro punto.

Una regla de las redes sociales es que, al compartir cualquier cosa en ellas, es como darle el voto de confianza al contenido que hemos compartido. Por ello, es importante tener claro que es lo que vamos a compartir, que es lo que NO vamos a compartir y que es lo que ni siquiera queremos leer. Un error al compartir información negativa le puede costar caro a cualquier político en cualquier país. Han habido casos como el del rey de España que compartió las imágenes de su safari a Africa donde mató a un elefante. Esto le ocasionó una serie de problemas muy graves tan sólo por no saber que hay ciertas reglas dentro de las redes sociales y más cuando eres un personaje público.

En conclusión, los políticos como cualquier otra entidad pública, necesitan mantener un constante monitoreo de su imagen en línea para evitar cualquier tipo de situación que los ponga en desventaja. Sin importar su cargo, todo personaje político debe cuidar de lo que haga y diga en las redes sociales porque Internet no perdona y esto le puede costar la carrera a cualquiera.

Como dicen por ahí, evita los autogoles porque el peor enemigo que tiene cualquier político es él mismo.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *